La música y el arte ayudan a aumentar el aprendizaje de niños, particularmente esos que tienen autismo u otra discapacidad de aprendizaje, ya que estas actividades proveen una aportación sensorial única y una estimulación a la mente y el cuerpo. La música y el arte captan el enfoque físico y mental para las tareas. Cuando los niños tienen éxito con la música y el arte, usted verá un aumento en la confianza en sí mismo, en el uso de sus propias habilidades sociales, y en su comunicación en general. (McCord,7). Teniendo en cuenta esta apreciación, mediante  el arte  se pude  permitir la exploración de los diferentes entornos y generar estrategias que permitan  incrementar el conocimiento, se decir que estas estrategias se convierten   en elementos fundamentales para  el proceso comunicativo  y de aprendizaje de las personas.


Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de REDEQUIPO para agregar comentarios!

Join REDEQUIPO