En el mundo de hoy, los escenarios sociales tienen el sello de la globalización, el individualismo, lo inmediato, la diversidad, lo incierto, todas características de lo que se ha denominado época de la modernidad o post modernidad para otros. En este contexto, la educación sigue representando una fuente inagotable y central en la integración social. Desde aquí, la preocupación por incorporar explícitamente políticas públicas que hablen de la equidad, la igualdad de oportunidades, la inclusión escolar, la formación en valores, la formación del ciudadano, de la convivencia social o el respeto por los que te rodean y por la naturaleza. 

Cuando se habla de exclusión social, varios son los conceptos que aparecen asociados a éste, entre otros: tales como inclusión, discriminación, desigualdad e igualdad de oportunidades. Dicho fenómeno y sus asociaciones o precisiones conceptúales, han sido centro de preocupación en forma especial para la educación en Colombia, si bien es una temática que implica todo el quehacer social, para la educación cobra especial vigencia.

Vistas: 150

Comentario

¡Tienes que ser miembro de REDEQUIPO para agregar comentarios!

Únete a REDEQUIPO

Comentario de Maryory Rodríguez Castellanos el julio 10, 2013 a las 10:12am

Debemos tener claro que el principal fundamento de la convivencia en la escuela es el reconocimiento y la aceptación de la diversidad desde la base de la dignidad humana y la valoración de las personas. Pero es allí en la escuela en donde vemos todos los días eventos violentos que por más reflexiones, talleres de buen trato y sana convivencia no podemos tratar de forma adecuada y efectiva, ya que hace falta concientizar no solo al estudiante en el contexto escolar, sino a la familia en todos los otros contextos como son el hogar, el almacén, la cuadra, el barrio, entre otros, es decir, se necesita aprender desde el reconocimiento de la igualdad de géneros, el respeto, la tolerancia y la aceptación de todos los individuos en sus derechos, el respeto por su condición sexual, raza, género, credo y pensamiento político. En la actualidad los padres de familia llevan a los hijos a la escuela no solamente para que aprendan conceptos y las bases fundamentales de conocimientos en diferentes áreas, sino a que se formen en valores, ya que carecen de ellos en sus hogares y nuestra tarea docente se ha incrementado.

Es así como se debe empezar una educación en valores desde el hogar mismo y el fortalecimiento de la autoestima, la honestidad, la solidaridad, la lealtad, el respeto, la responsabilidad, la alteridad tanto en casa como en la escuela y de esta manera reflexionar sobre la búsqueda de la autorregulación, la convivencia cotidiana, de la participación, de la opinión y las relaciones humanas.

© 2021   Creada por Fundación Convivencia.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio